Plan de mantenimiento de grúas telescópicas

Se define como plan de mantenimiento al documento que especifica las revisiones periódicas que se le debe dar a las grúas dentro de un proyecto, a través de este plan se garantiza la durabilidad y funcionamiento de la máquina. 

Al mismo tiempo, un mantenimiento preventivo es necesario para brindar seguridad en la operación ya que se garantiza que no habrá ningún contratiempo con la máquina.

Esta planificación ayuda a los encargados del cuidado de la grúa y operadores a estar al tanto de la condición actual de la máquina, es bueno para llevar un seguimiento y no dejar ningún detalle por sentado. 

Tipos de mantenimiento

Mantenimiento preventivo:

Por medio de estos servicios de cuidado se busca prevenir que la grúa se dañe o que la situación se haga más complicada.

Mantenimiento predictivo:

Es la observación de la máquina con el fin de predecir lo que le puede suceder, por ejemplo a través de los ruidos se puede establecer las piezas que deben cambiarse antes de que el equipo se deshabilite.

Reparación:

Cuando el equipo se deshabilita y se necesita de una mecánica especializada para recuperar sus funciones. Lo ideal es evitar que la grúa llegue a este nivel a través del mantenimiento periódico.

¿Qué se debe revisar en una grúa telescópica?

En líneas generales hay una diversidad de aspectos que se deben evaluar para llevar a cabo un buen mantenimiento. Cada aspecto tiene un período de frecuencia que va a depender del uso, sin embargo, hay parámetros generales que podemos compartir a continuación.

Diariamente:

Todos los días, incluso cada vez que un nuevo operador va a utilizar la máquina debe revisar:

Nivel del aceite del motor.

Nivel de refrigerante.

Nivel de aceite de trasmisión.

Nivel del líquido del sistema hidráulico.

Filtro del aire.

Inspección general del estado de la grúa, neumáticos, luces, vidrios, etc.

Drenar tanques de agua.

Surtir de gasolina.

Revisión del freno de giro.

Qué se debe revisar en una grúa telescópica

Una vez a la semana:

Este rango puede variar según el uso del equipo, sin embargo, es bueno definir un día a la semana para que el operador revise los siguientes aspectos:

Estado de la batería.

Presión y estado de los neumáticos.

Condición del cable.

Revisar si hay posible desgaste en las soldaduras de la grúa.

Alineación de la pluma.

Presión en la válvula de alivio.

Estado de las zapatas del freno.

Cambio de aceite y filtro del motor

Lavado total de la grúa para evitar óxido o corrosión.

Cada tres meses:

Un mantenimiento que puede durar menos tiempo, la decisión la tomará el equipo considerando el uso de la grúa.

Cambio de aceite y Drenar y/o cambiar el líquido hidráulico. del motor

Limpiar el tanque del combustible, para eliminar los sedimentos.

Cambio de aceite y filtro de la transmisión.

Cambio de aceite del malacate y del eje.

Revisar la correcta función del sistema de enfriamiento.

Apretar los pernos.

Cómo se le da mantenimiento a una grúa telescópica

¿Cómo se le da mantenimiento a una grúa telescópica?

El operador de la grúa telescópica debe conocer las bases del mantenimiento preventivo, mantenerse alerta de cumplir con los monitoreos diarios y advertir sobre cualquier cambio dentro de la grúa telescópica. 

Los otros servicios más avanzados serán tarea de un técnico especialista que puede ofrecer y garantizar un buen manejo de la mecánica de la grúa. 

Cuando rentas una grúa telescópica en Hertz puedes olvidarte del mantenimiento. Nos hacemos cargo del cuidado de la máquina y te garantizamos su funcionamiento continuo
Ir arriba
¿Necesitas Ayuda?