Hábitos de manejo

7 hábitos de manejo que tienen los mejores choferes

Entendemos como hábito a todas las acciones repetitivas que hacemos para lograr algo en concreto, por ejemplo, la forma de conducir es un hábito, aunque parezca un movimiento automático es la manera en la que la persona consigue un método eficiente de maniobrar con un vehículo. 

Por esto, hay hábitos que ayudan a que los choferes sean más eficientes al momento de conducir, así como logran que prevalezca la seguridad. 

Sentarse correctamente:

La posición determina la comodidad del chofer así como garantiza que se eviten movimientos bruscos, al mismo tiempo, permanecer en una posición erguida ayuda a tener una mejor visión de la carretera. 

Es necesario ser responsable con la condición de salud del chofer, por eso es importante contar con un asiento cuidado que le premita sentarse en una posición razonable. 

Podemos agregar que al estar sentado adecuadamente el chofer puede estar más concentrado en la conducción y obtener una prevención mayor de obstáculos. 

Entender el punto ciego:

Todos los autos y/o camiones tienen en los retrovisores un punto ciego, espacios pequeños en los que no se puede ver hacía atrás. Entender la existencia de los puntos ciegos y mantenerlo presente es crucial para lograr una conducción segura. 

Cuando conoces al vehículo empiezas a notar cual es el punto ciego y puedes trazar una idea en la cabeza de como evitarlo. 

La mejor forma de lidiar con los puntos ciegos es: Conociéndolos, observando en diversas perspectivas y agudizando otros sentidos como el oído para que te ayuden a tomar decisiones acertadas en la ruta. 

Revisiones periódicas de seguridad:

Como ya se sabe es importante que el chofer verifique la condición del vehículo antes de moverlo, este punto es funcional en dos sentidos: Primero, se asegura la condición del vehículo y se evitan malos entendidos con el dueño. Segundo, se evitan accidentes. 

Los aspectos que se deben tomar en cuenta son: Nivel de los neumáticos, posoción de los espejos retrovisores, condición de los frenos, etc. 

3 malos hábitos de manejo que dañan tu carro

Vista a lo lejos:

Una de las claves más importantes al manejar es predecir los sucesos y evitar cualquier complicación, la velocidad y la individualidad de que cada auto es manejado por una persona distinta aumenta el nivel de riesgo. 

Sin embargo, si el especialista en carga sobredimensionada desarrolla el hábito de predecir puede evitar acciones impulsivas, en la carretera podemos observar a lo lejos y actuar en consecuencia así evitamos frenar con intensidad o giros bruscos. 

Evita cruzar los brazos:

El estilo de manejo es único para cada ser humano, sin embargo, el hecho de cruzar los brazos entre sí mientras se esta girando puede ser un error. 

Cuando se enredan los brazos se limita la capacidad de reacción que se puede tener si las manos estuvieran libres, por esta razón es importante tener un hábito adecuado que permita una maniobra efectiva en todo momento. 

Una forma de mejorar el hábito es acostumbrandote a girar el volante con una sola mano, si necesitas la otra mano puedes intentar soltar la anterior inmediatamente para así asegurar que estás no se enreden o compliquen entre sí. 

Evita conflictos:

Hay que ser honestos, las carreteras no son pacíficas, al conducir nos encontramos con una gran variedad de seres humanos que tienen diferentes hábitos o costumbres de manejo y sus vehículos pueden demostrarlo. 

Aléjate de autos que intenten sobrepasarte de manera agresiva o invasiva, personas impulsivas, violentas y apuradas deben estar lejos de ti «para evitar problemas sin sentido.

Mantén una velocidad razonable:

Puede ser que se retrase la ruta, estés cansado y quieras llegar a casa, necesitas movilizarte rápido, incluso cualquier razón mayor puede invitarte a exceder la velocidad y esta bien que quieras llegar rápido a tu destino lo que no es correcto es poner en riesgo a otras personas o a ti mismo. 

La velocidad es la principal causa por la que los autos pierden el control dejando efectos graves al propio chofer y a otras personas. 

Recomendamos mantener un límite de velocidad seguir que ayude a llegar al destino con efectividad pero sin poner en riesgo la vida de otras personas o de si mismo. 

7 hábitos de manejo que tienen los mejores choferes

¿Por qué son importantes los buenos hábitos de manejo?

Como lo mencionamos al principio los hábitos son las técnicas o estilo en el que las personas deciden realizar una tarea, se trata de situaciones repetitivas que se hacen de manera casi autoática. 

Si estos hábitos de manejo son positivos resultará en una mejora positiva para todos, desde el chofer, hasta la empresa se verá beneficiada en cuanto a la eficiencia y seguridad laboral se trata.

3 malos hábitos de manejo que dañan tu carro

Llevar el volante hasta el límite de cruce:

Esto causa daños en la tracción, disminuye la durabilidad del vehículo y puede llevar a otros daños relacionados con los neumáticos, etc. Lo correcto es permitir que el auto gire con delicadeza y hacer movimientos conbinados que le ayuden a lograr la maniobra sin forzar los propios límites del vehículo. 

Esperar en velocidad o en marcha:

Ya sea el tipo de vehiculo que sea, si manual o automático es importante que reconozcamos su necesidad de descanso, así como el sentido de utilidad de cada opción de diseño. 

Los carros manuales están diseñados con una velocidad neutra que le permite estar detenido, cuando esperas puedes usar este recurso, quitar la presión del embrague y evitar un desgaste a largo plazo. 

Por el lado de los vehiculos automáticos sucede lo mismo, lo correcto es utilizar el neutro para esperar y las velocidades para andar. 

Mantener la mano en la palanca al conducir:

Aunque parezca un hábito simple y sin consecuencias el peso puede provocar el desgaste de algunas zonas del vehículo. Por esta razón es prudente acomodar ambas manos sobre el volante para lograr un mejor control y evitar daños a largo plazo.

Scroll al inicio
¿Necesitas Ayuda?